“Reiki es una técnica práctica y eficaz para sanar enfermedades, eliminar el estrés, relajarte y sentirte feliz mediante la canalización de "energía universal", una energía que nos rodea y al que cualquier persona puede tener acceso después de hacer un curso de Reiki.”

Más cursos de la Fundación Sauce.

Actividades Cursos
Inicio Quiénes Somos Vídeos y Multimedia Los Cursos de Reiki Contacto Reiki Gratuito Documentación Reserva de Cursos

Más actividades de la Fundación Sauce.

Una Web

de la

Los Cursos de Reiki

John Curtin,

Maestro de

Reiki

¿Te gusta?

¡Comparte con tus amigos!

Visita nuestro Canal de Youtube para más vídeos sobre Reiki Visita nuestra página de Facebook Reiki  Cursos y  Documentación



Un tratamiento de Reiki


Los síntomas continuaron empeorando, ataques de ansiedad acompañados de una terrible fatiga que no me dejaba levantarme de la cama. Me volví alérgica a muchas comidas y medicinas y la búsqueda de un médico que pudiera ayudarme era frustrante. Pronto empezaron a decir que la enfermedad estaba en mi mente y probaron a prescribirme antidepresivos. Por aquella época yo tenía muy mala reacción a algunos medicamentos, incluso me quedaba en estado de shock cada vez que probaba uno nuevo. Esto también ocurría cuando probaba a tomar cualquier vitamina recomendada para el Síndrome de la Fatiga Crónica.


Mi nuevo doctor me recomendó que probara con Reiki. Le pregunte qué era Reiki y me contestó que Reiki era energía, un método curativo en el que yo no necesitaba creer o entender para que me ayudara. A estas alturas yo estaba desesperada y habría probado cualquier cosa. Hay un momento cuando estás muy enferma que no importa lo que tengas que hacer para ponerte bien. A condición que no fuera invasivo y que no tuviera que tomar ninguna medicina por boca, estaba dispuesta a probarlo. La medicina moderna había fracasado conmigo y estaba obviamente desesperada así que probé Reiki.


Mi practicante de Reiki se llamaba Diane. Alguien me llevaba hasta los Ángeles cada 2 semanas para una hora de sesión. Las sesiones eran muy simples. Diane posaba sus manos encima de mi cuerpo mientras que yo yacía tumbada y totalmente vestida. Sus manos se volvían muy calientes. En 2 meses mi mejoría fue considerable.


Diane me explicó que yo podía aprender Reiki para auto-tratarme y que Reiki no utilizaba mi propia energía. Esto era muy importante porque yo no tenía ninguna energía que dar. Realicé el primer nivel y practiqué todos los días sin fallar ni uno solo. 2 meses después hice el nivel II y en 6 meses mi fatiga y los problemas hormonales simplemente desaparecieron.


Actualmente me siento fenomenal, probablemente mejor que nunca. No solamente porque se hayan terminado los problemas de los que he hablado, sino que también han desaparecido otros problemas que llevaban conmigo toda la vida; eczema, lipoglucemia y dolor de espalda. He cursado todos los niveles de Reiki y ahora puedo enseñar a otros. Todavía me hago Reiki a mi misma todos los días.


Fuente: Reiki News, Summer 1998
Reiki.org














 3. Reiki promueve la energía positiva


Durante 14 años Carol Martin ha vivido con el Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia. Ha probado todo, desde la medicina tradicional a la acupuntura y masajes para aliviar sus síntomas, con diferentes grados de éxito. Sin embargo ella considera sus sesiones de Reiki con Cinda Miller, R.N. director del centro Well-Being en el Wilfred R. Cameron Wellness Center, lo más efectivo.


"Estoy simplemente emocionada", explica Martin. "Hace que me relaje y eso me merece muchísimo la pena porque estoy muy estresada. Y los resultados parecen durar una semana"

Reiki es una palabra japonesa que significa "energía universal." Utilizado por más de 30.000 enfermeras en los hospitales de Estados Unidos cada año. Su utilización promueve, apoya y estimula la capacidad del cuerpo de curarse.


Algunos estudios han documentado la capacidad del Toque Terapéutico y del trabajo de la energía para manejar el estrés, reducir dolor y acelerar la curación de heridas, haciéndolo un complemento eficaz - pero no substituto - para la asistencia médica occidental tradicional.

Según Molinero, maestro de Reiki de Well-Being, "El trabajo de la energía es particularmente provechoso para la gente con dolores de cabeza, dolor de espalda y síntomas crónicos de la enfermedad. También ha ayudado a la gente que luchaba contra el cáncer”.


Durante las sesiones de Reiki y Healing Touch curativas en el Centro Well-Being , los clientes se tumban completamente vestidos en una camilla de masaje mientras que suena música suave y un practicante profesional les dirige hacia un ejercicio de relajación. El practicante mueve las manos alrededor del cuerpo del cliente y toca ligeramente las manos, los pies, las piernas y los hombros. "El paciente se sentirá probablemente muy relajado y tranquilo, y puede notar que ha aumentado su bienestar," comenta Molinero.


Carol Martin había leído sobre las ventajas del trabajo de la energía en una publicación sobre Fibromialgia hace algunos años, pero no sabía dónde buscar. Se emocionó mucho cuando el Centro de salud Well-Being abrió sus puertas justo al lado de su casa. "No tenía ningún lugar para ir en este área, y Reiki realmente me ha ayudado," dice.


Fuente: http://wrcameronwellness.org/life_times/article_0901ME_05.html

















 4. Fibromialgia y técnicas para controlar el dolor


por Darlene Cheek

Mientras investigaba en Fibromialgia he aprendido muchas cosas sobre el dolor. Tengo los típicos achaques y dolores que tiene la gente "de más de 30" y mi marido está justo alcanzando este punto; pero cómo reconocer que esto es algo que no se va a ir? ; Algunos de los pacientes de Fibromialgia recuerdan los" dolores de crecimiento" cuando eran niños y estaban tumbados en la en cama de noche con un cojín y llorando. Hay una buena posibilidad que sus fibro-síntomas hubieran comenzado tan temprano (aunque éste no significa que toda persona con esos dolores tengan Fibromialgia).


Algunos de los pacientes comenzaron a sentir dolor con el inicio de un trauma, como un accidente de coche., o incluso un trauma emocional, como puede ser un divorcio o abusos en la niñez. Para algunos, comenzó un día, y dos semanas más tarde era tan fuerte que tuvieron que ir al doctor. También, con Fibromialgia, hay algunos días mejores que otros. y algunos días en que el dolor es tan duro que el paciente no puede aguantar incluso que las sábanas toquen su cuerpo. Así pues, una vez que te has dado cuenta de que algo marcha mal y que te está causando dolor, ¿qué hacer?.


Recomiendo altamente Reiki, un método japonés de energía curativa que trata el cuerpo, la mente y el espíritu. Algo especialmente bueno sobre Reiki es que cualquier persona puede ser iniciado por un maestro de Reiki, y usted puede tratar sus síntomas físicos ya mismo en el nivel I. También les sugiero la terapia del masaje.


© 2000 Darlene Cheek

Darlene Cheek es redactora de la web "Suite101.com´s Holistic Therapy site en:http://www.suite101.com/welcome.cFibromialgia/holistic_therapy.




 













Pilar 67 años, Jubilada


Acudió a mi consulta después de haber sido diagnosticada Fibromialgia en 1996. Padecía de los dolores típicos de esta patología, acompañado por una depresión y cansancio debido a su incapacidad de dormir a causa de los dolores.

Primera sesión:
Al terminar la sesión, notó un alivio inmediato en el cuello y la zona lumbar, así como una reducción de rigidez en las rodillas.

Durante la semana siguiente, comentó que se sentía con más ánimo y mayor fuerzas para llevar a cabo su día a día. Los efectos de la sesión se prolongaron durante dos días, pudiendo ella dormir de forma interrumpida por la primera vez desde 1996.

Segunda sesión:
Experimentó lo que denominamos una "liberación energética" profunda en la zona de los lumbares (chakra sacral) que ella misma notó, aunque no supo describir la experiencia al carecer del lenguaje y conocimiento de una terapia energética. Dijo que sentía que "algo" fluía de su barriga y espalda por las piernas, "como un líquido o algo parecido".

Los efectos de la sesión se prolongaron durante 4 días, pudiendo ella llevar una vida más o menos normal sin dolores importantes.

Tercera sesión:
Hubo una mejora notable en la rigidez y "carga" energética de las rodillas, posiblemente como una continuación de la liberación de la sesión anterior. También se trabajó las articulaciones de los dedos, brazos y hombros.

Durante la semana siguiente, experimentó lo que denominamos una "crisis de sanación" donde cayó su estado anímico y se incrementaron los dolores a niveles mayores que antes del tratamiento. Esto ocurrió el día antes de su siguiente tratamiento.

Cuarta sesión:
Se liberó la energía soltada durante la crisis y el paciente declaró que no se acordaba la última vez que se había sentido tan llena de energía y libre de dolor. Le sugerí que podía, si deseaba, descontinuar su tratamiento, para volver sólo en el caso que volvieran los síntomas.


 María 62 años, Jubilada


María, ama de casa, fue diagnosticada con cáncer linfático y cáncer de pecho, pero acudió a la consulta inicialmente para aliviar el dolor de la Fibromialgia.

Después de un tratamiento inicial de 4 sesiones para la Fibromialgia, empezó a notar un alivio general, sobre todo en las articulaciones de los dedos y los hombros.

Cuando fue sometida a una operación de cáncer de pecho, la paciente comentó que el día de su cirugía, se despertó una hora después de la intervención sin efectos secundarios de la anestesia. El equipo médico la subió a planta a la hora de despertar, considerando que estaba lo suficientemente estable como para no necesitar observación. También comentó que los dolores típicos de Fibromialgia no aumentaron a pesar de su intervención.

Lo importante es que esta paciente pudo comparar su experiencia con anteriores cirugías que incluso eran menos agresivas, comentando que a pesar de ello se sentía mucho mejor y con menos dolor.

Actualmente, (Diciembre, 2003) María combina los tratamientos de Reiki con la quimioterapia para paliar los efectos secundarios de dicho tratamiento y continúa sintiendo un gradual alivio de los síntomas de la Fibromialgia.


 Pablo 56 años, Funcionario


Debido a que Pablo no correspondía con el "típico" cuadro de una persona con Fibromialgia, no fue diagnosticado con esa enfermedad hasta hace unos meses antes de acudir a la consulta, a pesar de haber padecido de los síntomas durante 3 años.

Al principio, el progreso fue muy lento. Notaba una mejora inmediata de los sintomas durante la sesión de Reiki y un alivio total del dolor al finalizar la sesión, pero el día siguiente se despertaba con los mismos dolores. No obstante, siguió acudiendo a las sesiones porque al menos sentía alivio durante las mismas, con la esperanza de que el aspecto progresivo de Reiki haría su efecto eventualmente.

Finalmente, después de dos meses de terápia de Reiki, Pablo hizo una conexión entre su estado y un problema emocional que llevaba "arrastrando" desde que empezaron los síntomas. A partir de ese momento, el 80% de sus dolores disminuyeron (según su própia evaluación) y los efectos de la siguiente sesión de Reiki se prolongaron durante 3 días.
















































 


Cómo actúa Reiki contra la bulimia


Corto Plazo

Sanación
de la
enfermedad

En la bulimia, además del descontrol del impulso en la ingestión, la provocación del vómito o las purgas, hay una ansiedad previa intensa. La conducta impulsiva calma esa ansiedad y tensión. 
Sesiones de Reiki reducen la ansiedad general de la persona y evitan la necesidad de purgarse para reducirla. Además, sube los niveles energéticos del paciente. El efecto se suele notar a partir de las primeras sesiónes.


Largo Plazo

Sanación de la causa

Consideramos que las enfermedades tienen un orígen emocional o de desequilibrio del ser. La experiencia demuestra que para una solución definitiva, se debe investigar el orígen de dicha enfermedad para evitar que vuelva a ocurrir. En casos de bulimia, Reiki ayuda a que la persona suba sus niveles de auto estima y que mejore su manera de ver la vida y afrontar sus problemas.


La bulimia es una enfermedad que reacciona bastante bien con tratamientos de Reiki. En base a mi experiencia con pacientes que sufren de bulimia he podido constatar que los resultados son muy positivos. Hay que matizar sin embargo que esta experiencia no se debe extrapolar a todos los casos de bulímicos puesto que en Reiki el mayor trabajo para sanar lo realiza el paciente y no el terapeuta. Por ello, los resultados dependen en una gran medida de la persona que padece estos síntomas y no se puede generalizar.

La primera premisa para que Reiki sea realmente efectivo es que el paciente sea plenamente consciente de su enfermedad y QUIERA sanar. A primera vista esto parece una obviedad pero no lo es, me he encontrado con varios casos de personas que acuden a Reiki para que esta terapia les cure, sin poner nada de su parte y sinceramente, no funciona. Hay más sobre este tema AQUI.























 


 Reiki trabaja de forma independiente de las creencias del paciente


La razón por la cual Reiki funciona tan bien con personas bulímicas es quizás el gran componente psicológico de la enfermedad. En la bulimia aparecen síntomas físicos que tienen un origen psicológico y Reiki, como todo método holístico, funciona en los tres planos de la persona; tanto a nivel físico, como psicológico y espiritual, ayudando a sanar a la persona desde la raíz del problema y en profundidad.
Lo cierto es que Reiki actúa de una forma casi inmediata con los síntomas; la persona suele reducir el nº de vómitos o incluso dejar de vomitar desde las primeras sesiones. A partir de ese momento, esa persona puede empezar a sanar la causa de su dolencia, es decir, una vez sanado el síntoma físico, comienza la sanación a nivel mental y espritual.



Entrevista con alumna con Bulimia


El proceso de sanación profunda actúa de 2 maneras. Hay personas que necesitan el proceso mental para llegar al fondo de su enfermedad. En estos casos, Reiki "saca a la superficie" los antiguos traumas que suelen haber desencadenado este comportamiento y hace que los afronte y supere.

En otra ocasiones, Reiki sana de una forma subconsciente. Es curioso, pero varios pacientes han "liberado" la causa de su trastorno sin saber muy bien el trauma preciso que lo causó y a continuación han sanado.

Puesto que Reiki trabaja con energía, los traumas se presentan como "energía atrapada" y no siempre hay una identificación consciente de lo que representa esa energía, la persona solo sabe que ha conseguido liberarla.

El proceso a menudo no es fácil, y a veces puede tardar varios meses con sesiones semanales, pero tarde o temprano suele conseguirse la sanación.

A continuación expongo el relato de una persona que por razones obvias prefiere guardar el anonimato, pero es un ejemplo muy típico del proceso de sanación de la bulimia con Reiki.

Post Data: Después de publicar ésta página, recibí un mensaje de una persona inscrita a la lista de correo que he decidido añadir abajo como un ejemplo más de alguien que salió de la Bulimia.
Un curso de Reiki en Madrid

 RELATO PERSONAL

"Mi historia la verdad es que no es muy distinta a la de las chicas que he conocido con este tipo de problema... mi papá murió cuando yo tenía solo 10 años de un cáncer de piel que hizo que atravesáramos mi madre, mi hermana y yo, mucho sufrimiento y también muchas situaciones que creo una niña de esa edad no puede de ninguna manera metabolizar psíquicamente.

Con mi hermana de tan sólo 13 años y una prima de 17, nos quedamos solas en casa sin la presencia de un mayor. Esto evidentemente afectó no sólo nuestra vida sino también a nuestras emociones y nuestra forma de encarar las cosas de ahí en adelante".

"Creo que este suceso fue un elemento muy importante para mí, pero uno que, sumado a otros (genéticos, biológicos, sociales, etc.) hicieron que 5 años después, durante la adolescencia y en una nueva partida de mi madre (se fue de viaje durante un mes) empezaran los primeros síntomas de la enfermedad. ¿Cuáles eran?

Restricción alimentaria (comía sólo alimentos diet o bajos en calorías, aquellos que para mí eran los "permitidos"),disminución notable del peso en poco tiempo (bajé 5 kilos en casi un mes), amenorrea (pérdida de la menstruación), aislamiento social (la mayor de las veces utilizaba la excusa del estudio) e irritabilidad".

"Después de un tiempo, al no soportar la presión de la restricción alimentaría comencé a buscar una alternativa (mala!!!) para poder comer y no engordar: los vómitos autoinducidos. Aquí empeoró el infierno, el circulo vicioso se hizo imposible de frenar...ayuno, atracones, vómitos y vuelta a ayunar....Sentía que tenía una vida doble, una vida con el exterior, donde todo estaba bien y parecía que el mundo me sonreía y otra vida interior, oculta, de la cual me avergonzaba y de la cual sentía no poder escapar...."

"Esto siguió sucediendo hasta que mi madre me descubre un día vomitando en el baño....uyyy allí después de llantos y de reclamos me convenció de que fuera a un médico para que viera cómo podía ayudarme...a estas alturas yo ya tenía 18 años, había estado casi 3 años ocultando todo".

"Por indicación del médico comencé un tratamiento psicológico que me sirvió para ser consciente de lo que me estaba sucediendo, pero como las recaídas eran muy frecuentes me derivaron a psiquiatra, nutricionista, endocrinólogo y también empecé yoga y expresión corporal. Comencé entonces a conectarme más con mi cuerpo, no para ver si estaba más gordo o más delgado sino primero para conocerlo y luego para aceptarlo (debo aclarar que nunca tuve exceso de peso, al contrario soy más bien delgada)".

"A través del yoga fue como Reiki llegó hasta mí cuando más lo necesitaba....Mi profesora de Yoga había recibido el primer y segundo nivel de Reiki, me comentó de que se trataba y me hizo varias sesiones para que yo pudiera experimentarlo....era increíble!!!!, calmaba mi ansiedad, dormía mucho mejor....eso para mí era suficiente frente a tanto calvario, así que pedí a mi profesora que organizara con su maestro una jornada de iniciación al primer nivel (esto fue en el año 1994)....y así fue que empecé a hacerme auto tratamientos a diario con muy buenos resultados, estaba mucho más tranquila, mejoraba mi humor... también seguía con mis tratamientos convencionales con mucha constancia, tenía de vez en cuando recaídas (volvía con los atracones) pero estas eran cada vez menos frecuentes".

"Obviamente mi estado general había mejorado, había vuelto a menstruar, había ganado peso y estaba más estable emocionalmente".

"Me inicié al segundo nivel y ahí comencé a enviar Reiki al pasado, a esas situaciones de cuando mi padre había enfermado, a ese sentimiento de abandono que sentí cuando mis padres partieron para realizar el tratamiento. Comencé a liberar broncas que tenía muy bien escondidas y que con la psicoterapia salieron a la luz, comencé a entender muchas cosas de mi pasado y también del pasado de mis padres...así, empecé a perdonar y primeramente a perdonarme por haber guardado tanto rencor y enojo durante tanto tiempo...comprendí que estaba lastimándome y que debía esforzarme y trabajar junto a los profesionales para proteger mi salud, debía llegar a quererme, a respetarme y a valorarme".

"Seguí peleando todos los días contra este flagelo, que yo siempre comparo con el alcoholismo y con la droga, con una gran diferencia....uno del alcohol o de la droga puede distanciarse mientras que de la comida no, esta es la que nos da vida...y sí, negarse a comer es negarse a vivir.....¿qué fuerte no?".

"Hoy tengo 28 años, puedo decir que estoy "rehabilitada", el estar delgada y la comida no son más mi obsesión. Tengo una hija hermosa, un marido al que amo y una profesión que me apasiona (me estoy recibiendo prontito de Licenciada en Psicología). Qué más puedo pedir? Soy feliz, no estoy exenta de las recaídas, lo sé, pero tengo muchas armas para pelear... ya no tengo miedo....".


 SEGUNDO RELATO PERSONAL

Hola John,
no sé si lo habías visto en el foro, en un momento dado había dejado (como ex-víctima) mi opinión y experiencia sobre la bulimia (no había firmado con mi nombre completo).

Te lo adjunto, por si te aporta alguna nueva cosa respecto la bulimia. Me parece estupenda esta página!!!

"Conozco muy bien el caso de la bulimia por propia experiencia de hace 10 años y lo que yo creo que me empujó hacia esta enfermedad fue:

- Autoestima muy baja
- Dependencia de la pareja
- Inseguridad de mi misma
- Ser criticada constantemente por "estar gorda"
 (en realidad no estarlo)
- Sentir que hago todo mal
- Intentar entrar en los estereotipos
 que nos "prescibe" la sociedad - "Ser atractiva es ser flaca"
- Llamar la atención que algo va mal
 (p.ej. una relación infeliz)
- No aceptarse a si mismo y no saber valerse por si mismo
- Tener amigas muy flacas
 y viendo que tienen relaciones felices y estables
- Compararse constantemente con los demás,
 sintiendose inferior...("estoy más gorda, soy más fea... soy más torpe... soy más tonta...nadie me quiere...solo me critican...siempre saco malas notas...hago todo mal...no tengo tantos amigos como los demás...etc.") y creo que podrá haber más razones.

De todas formas una vez empiezas con ello, entras en un circulo vicioso, llegas a obsesionarte con tu peso y aspecto, y al final llegas a un punto de profundo odio a ti misma, y no eres capaz de verte como eres. Lo curioso es que al salir de la bulimia te das cuenta que todas estas cosas que me se decía de mi misma, eran mentira!

Es difícil salir de ello sin ayuda, aunque tengo que admitir que al dejar atrás mi relación en seguida dejé la bulimia como enfermedad física, pero las causas las he trabajado en los años siguientes con diferentes métodos:

- Terapia convencional para cambiar actitudes, modificar las pautas equivocadas de pensamientos, volver a aprender a apreciarse
- Distanciarme de personas que 'chupan mucha energía'
 y que tienen el "don de manipulación", el ser un poquito más egoísta (en el buen sentido) conmigo misma...
- Rodearme de personas positivas para mi -
 Escribir y escribir y escribir, para descargar la mente y el enfado
- Yoga y Meditación
 para encontrarme conmigo misma
- Deporte físico
 (jogging, aerobic, gimnasia)
- y finalmente el Reiki,
 que me ha dado el empujón final para superarlo definitivamente!

Creo, que sobre todo es una carencia emocional (cariño, reconocimiento, aceptación en el cole, entre amigos, en familia...) y por no recibir lo que deseamos nos castigamos haciendonos daños a nosotros mismos, porque "ya todo da igual"...

Espero haberte dado una idea, y digo que es solo UNA idea, porque supongo que cada caso difiere ligeramente!!!"

Un abrazo, xxx

Reiki en TV


Ejemplo de tratamiento

Un curso de Reiki






 

También aconsejo aprender Reiki.

Si recibe Reiki, las sesiones te ayudan a sanar y conseguir un equilibrio emocional y espiritual.

Pero aún cuando el paciente empiece a sentirse bien, toda la ayuda que recibe "viene desde fuera". Esto crea una sensación de lo que en inglés se llama "disempowerement" que traducido significa "pérdida del poder personal".

Aquí es donde Reiki, con la posibilidad de aprender su técnica en un par de días, ejerce realmente su fuerza. Finalmente, el paciente tiene literalmente el poder "en sus propias manos" aliviando su ansiedad en el momento que ocurre. El paciente que aprende Reiki ha "retomado su poder" (re-empowered en inglés) y ha conseguido recobrar un poco la independencia y el control sobre su vida. Seguramente seguirá recibiendo tratamientos de otros, simplemente porque a todos nos gusta recibir, pero siempre sabrá que tiene gran parte de su poder en sus propias manos.


Para mas información sobre Reiki, puedes visitar la página principal de esta Web pulsando AQUÍ.
Si te interesa solicitar un tratamiento de Reiki, puedes hacerlo pulsando
 AQUÍ.