“Reiki es una técnica práctica y eficaz para sanar enfermedades, eliminar el estrés, relajarte y sentirte feliz mediante la canalización de "energía universal", una energía que nos rodea y al que cualquier persona puede tener acceso después de hacer un curso de Reiki.”

Más cursos de la Fundación Sauce.

Actividades Cursos
Inicio Quiénes Somos Vídeos y Multimedia Los Cursos de Reiki Contacto Reiki Gratuito Documentación Reserva de Cursos

Más actividades de la Fundación Sauce.

Una Web

de la

Los Cursos de Reiki

John Curtin,

Maestro de

Reiki

¿Te gusta?

¡Comparte con tus amigos!

Visita nuestro Canal de Youtube para más vídeos sobre Reiki Visita nuestra página de Facebook Reiki  Cursos y  Documentación

Bego - miomas y quistes

Desde los 19 años he tenido problemas hormonales, lo cual me ha originado pequeños quistes en las mamas y algún que otro mioma en los ovarios.


En aquellos tiempos comencé como todo el mundo, fui a un especialista (ginecólogo) que me diagnosticó endometriosis y me recetó anticonceptivos para "organizar" mi sistema hormonal. Muy lejos de organizármelo me lo descolocó de tal forma que, tuve grandes problemas de retención de líquidos y de pérdida de peso.


Como no estaba contenta acudí a un acupuntor y homeópata que me puso a tratamiento y mejoré mucho y al menos los miomas se mantenían sin crecer y las menstruaciones ya no eran dolorosas. Cuando decidí tener hijos, y no me quedaba embarazada me hicieron toda clase de pruebas, vieron que no había problemas, únicamente la presencia de miomas podía impedir que anidara el huevo en el útero, así que decidí operarme.


Después de la operación hubo muchos cambios en mi vida, tantos que mi pareja, con el que quería tener hijos se fue, así que no pude probar si había mejorado este tema. Lo que sí pude comprobar es que en tres meses habían aparecido miomas de nuevo.


En aquel momento apareció Reiki, y una persona muy especial y sabia que llevaba unos años ayudándome con mi salud (el acupuntor del que hablaba antes) me dijo que, era yo la única responsable de mi buen estado hormonal y que no quería verme más por su consulta hasta que no terminara yo misma con los miomas. Me hizo reaccionar realmente es un hombre sabio, porque yo era consciente de que tenía razón pero en fin, uno..…


El caso es que comencé a ponerme las manos todos los días en el vientre, mandando luz, visualizando mi útero y ovarios, queriéndoles un poquito y lo mismo en las mamas. La respuesta de mi cuerpo fue sorprendente, en la siguiente ecografía a los seis meses, habían desaparecido los miomas. Los quistes de las mamas son un poco más reticentes, y aunque algunos también se han ido, hay otro que no parece que quiera marchar.


Como es lógico, continúo trabajando todos o casi todos los días con ellos, tengo claro que no lo puedo dejar porque mi tendencia es a crearlos. Además durante este tiempo he tenido la suerte de encontrarme a muchas personas en el camino, con las que he aprendido a respetar más mi cuerpo, y el de los demás.


Bego